miércoles, 11 de octubre de 2017

Siete razones por las cuales nunca me haría evangélico/protestante

7 razones por las cuales nunca sería evangélico/protestante

1. Porque el evangelicalismo no puede demostrar su existencia histórica en los primeros siglos del cristianismo, por tanto sus comunidades no son comunidades de origen apostólico. Y para detectar cual es la Iglesia de Cristo, aquella a la que le fue dada la promesa de que ni el infierno prevalecerá contra ella, es necesario rastraerla en la historia hasta el siglo I. Si no se remonta hasta el primer siglo NO es la Iglesia de la promesa.

2. Sus enseñanzas no son las que fueron creídas durante los primeros 1500 años del cristianismo, sus doctrinas se empezaron a elaborar hasta que apareció el protestantismo. "Sola fide" y "sola scriptura" son creencias completamente ajenas al cristianismo primitivo de los apóstoles y los Padres de la Iglesia.

3. Porque si creyera en la "sola scriptura" sería completamente incapaz de responderle a un católico si me preguntara dónde está el canon de la biblia en la biblia, así que no podría sustentar el contenido de la biblia, solo con la biblia, y además no podría demostrar que los evangélicos intervinieron en la formación del canon, ya que no existían en el siglo IV en que el canon se definió.

4. Porque si eligiera ser evangélico tendría luego que discernir entre tanta denominación para escoger una (unirme a los que creen en el rapto o los que no, con los que bautizan bebés o los que no, con los que creen que el diezmo obligatorio es bíblico o los que no, con los que creen que los carismas del E.S. están vigentes o con los que creen que ya cesaron, con los que creen que la salvación se puede perder o los que no, con los monergistas o con los sinergistas, con los que creen en el gobierno episcopal o en el presbiterial o en el congregacional, con los que creen que el bautismo es necesario para salvación o con los que creen que es solo un acto simbólico de obediencia, con los que creen que Jesús murió por todos o solo por unos elegidos, etc., etc.).

5. Porque no me gustaría pertenecer a un grupo que me fomentara el miedo y el desprecio por el arte y la belleza de lo sacro expresada en imágenes cristianas donde se nos representa al Señor o nuestros hermanos los santos de Dios.

6. Porque no me gustaría pertenecer a un "cristianismo" sin cristianos, donde se me prohiba honrar la memoria de los propios miembros del Cuerpo de Cristo (los santos) y se me enseñe que es malo y que ofende y enoja a Dios que tenga comunión con aquellos que Él mismo santificó, como si fueran sus enemigos o competidores.

7. Y lo más importante, porque no podrían darme a comer el verdadero Cuerpo y la verdadera Sangre de Cristo en la Eucaristía (ni ninguno de los otros sacramentos, medios por los que se transmite la gracia divina que necesito para salvarme). Y al Cuerpo de Jesús, realmente presente en el Santísimo Sacramento, medicina de inmortalidad, según los primeros cristianos, no lo cambiaría por un simple pedazo de pan simbólico.



1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...