martes, 8 de enero de 2019

Breve apreciación sobre el beneficio de las imágenes religiosas para la fe cristiana.


[Esta breve reflexión surge como respuesta a un protestante que me preguntaba cual era la utilidad de usar imágenes dentro de la liturgia católica.]

Las imágenes en sí mismas no se usan o muy extrañamente se usan dentro de los servicios litúrgicos, pero sí forman parte del escenario litúrgico, el templo. Y su utilidad es múltiple; el ser humano es un ser visual, nuestra mente trabaja con imágenes todo el tiempo, el entrar a un templo y ver imágenes sacras te conecta inmediatamente con lo sagrado, con lo divino; si bien no son la realidad, son signos que nos introducen y conectan mentalmente y espiritualmente con lo divino. Un crucifijo interpela a nuestra mente sobre el acto de amor de Jesús en la cruz por nosotros, nos recuerda su obra y ella se queda anclada en nuestra mente; ver a los santos de Dios nos mueve a pensar en aquello en lo que Dios quiere que nos convirtamos y para lo cual nos creó, son modelos de santidad.

Debo decir que en algún momento tuve cierta inclinación contra las imágenes, en un principio, luego de mi conversión al catolicismo, me costaba mucho entender su utilidad y pensaba que creaban más problemas para la fe de lo que aportaban a ésta. Pero luego de reflexionar el tema durante años he llegado a entender su profunda utilidad para la fe cristiana. Para mí no es casualidad que los países más ateos de la tierra sean aquellos que otrora fueron protestantes. Si bien la descristianización en esos lugares obedece a muchos factores, uno de ellos para mi es la falta de la cotidiana relación con signos que ayuden a los fieles a conectar con lo sacro. Si sus templos no tienen nada que te conecten visualmente con la pasión, muerte y resurrección del Señor, si en sus casas están vetados todos esos signos cristianos, si en la cultura no hay costumbres o tradiciones religiosas que alimenten la fe (procesiones, fiestas por alguna advocación que se represente con alguna imagen, etc.), creo que la identidad y la cultura cristiana están condenada a menguar y progresivamente a morir. Y no, no creo que la lectura de la biblia sea suficiente para establecer una relación con las realidades divinas y mantener de manera perdurable una cultura cristiana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...